Tartar de atún rojo

Hoy os traigo una receta para los que disfrutáis comiendo pescado crudo, en concreto el atún  rojo, pero que seguro gusta a los que estéis aún indecisos, ya que el atún está bastante condimentado y va acompañado de tomates tiernos y aguacates.

La receta no tiene complicación ninguna, pero tened en cuenta que gran parte del éxito del resultado de esta depende de la calidad del atún que utilicemos. Si tenemos la suerte de contar con atún rojo de almadraba de la costa gaditana ni que decir tiene,  que nuestro éxito está asegurado.

Para hacer la receta he utilizado un trozo de 300 gramos del lomo del atún, que son los anchos trozos de carne limpia que suelen verse en la pescadería, aunque podemos utilizar otras partes nobles del atún como el solomillo, la ventresca o el morillo , lo importante es que la parte que utilicemos esté limpia de nervios.

Os dejo un dibujo del ronqueo (despiece) del atún, conocido también como “cerdo del mar”, por aprovecharse casi todo del mismo.

Como consejo deciros que es conveniente que el pescado haya estado congelado al menos durante tres días para evitar riesgos, así que lo mejor es que nos informemos de si lo ha estado a la hora de comprarlo.

¡Vamos con la receta¡

Ingredientes (para dos personas):

  • 300 gr de atún rojo sin espinas ni piel.
  • 1 aguacate maduro.
  • 1 o medio tomate maduro.
  • Cebollino, sal y pimienta negra molida.
  • Media lima (y su ralladura).
  • Una cucharadita de mostaza.
  • Tres cucharadas de  salsa de soja.
  • Una cucharada de Salsa Worcestershire (salsa Perrins).
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Reducción de vinagre balsámico de Módena (opcional)
  • Semillas de sésamo negras y blancas (opcional)

Preparación:

Con un cuchillo cortamos el atún en rodajas, después cada rodaja en tiras,y cada tira en cuadraditos pequeños (1 cm más o menos). Recordad que el atún debe de quedar en cuadraditos pero no deshecho. Es importante que el cuchillo que utilicemos esté bien afilado para que no se nos deforme el corte.

Le añadimos una pizca de sal y un poco de pimienta molida. Es mejor que prácticamente no lleve sal, ya que la salsa de soja que luego añadimos ya le da bastante sabor.

Preparamos en un pequeño bote la salsa para el atún, añadimos las dos cucharadas de aceite de oliva, tres de salsa de soja (yo suelo utilizar la de la marca Kikkoman), una de salsa worcestershire (Lea&Perrins) y una cucharadita de mostaza.

También le podemos añadir una cucharada de semillas de sésamo blancas, pero este paso no es necesario si no las tenéis en casa. Agitamos el bote para que quede mezclada y se la añadimos inmediatamente  al atún para que vaya cogiendo su sabor. Removemos ,rectificamos de sal si es preciso,  y guardamos en la nevera ,donde lo tendremos cinco minutos antes de emplatarlo.

Troceamos también el aguacate en dados pequeños y los mezclamos con el zumo de lima y la ralladura de esta. Con este truquito de cocina evitamos que el aguacate se oxide en contacto con el aire y pierda su bonito color verde. Reservamos en frio.

El tomate lo cortamos en dados de tamaño parecido a los del aguacate. Si no os gusta la piel, podéis escaldar el tomate para que esta salga con facilidad. Para esto se coge el tomate y se le hacen dos cortes superficiales (solo a la piel), lo introducimos en agua hirviendo un minuto, después lo retiramos y lo enfriamos en un bol con agua con hielo. De esta forma podremos pelarlo con facilidad.

Si queréis retirar las semillas y la pulpa del tomate, también depende de vuestro criterio, a mí particularmente me encanta, así que nunca se lo quito.

A la hora de emplatar nos ayudamos de un aro u otro instrumento que pueda darle forma redonda o aquella que tú prefieras. Empezamos colocando de abajo a arriba los tomates, los aguacates y finalmente el atún.

Decoramos con cebollino picado, un poco de vinagre balsámico de Modena , semillas de sésamo negras y listo!

Espero que os haya gustado. Un saludo!

 

SI TE HA GUSTADO COMPARTELO!!! Smile

Related posts:

Leave a Comment